Lectura: 59 minutos

¿Por qué mi Hijo sólo obedece a los demás?

|

¿Por qué mi Hijo sólo obedece a los demás? - Familia Monti

Es posible que haya notado que su hijo a menudo se comporta mejor con los demás que con usted. Esto puede resultar frustrante e incluso desalentador.

Quizás se pregunte: "¿Por qué mi hijo es más obediente a los demás que a mí?" ".

Este artículo explora las posibles razones de este comportamiento y ofrece consejos prácticos basados ​​en la pedagogía Montessori para ayudar a armonizar el manejo de las emociones y la obediencia de su hijo.

  

Comprender el comportamiento de su hijo

 

Apego y confianza

Una de las razones por las que su hijo puede comportarse de manera diferente con usted que con los demás es la naturaleza de su relación. Probablemente usted sea la persona con la que su hijo se sienta más seguro. Esto significa que se siente libre de expresar todas sus emociones, incluso las más intensas, en tu presencia.
 
Este fenómeno a menudo se malinterpreta como desobediencia, cuando en realidad refleja una profunda confianza y un sentimiento de seguridad.

 

Límites y reglas

Los niños perciben e interpretan los límites y las reglas de manera diferente según su entorno. Con otros adultos, los límites pueden parecer más claros o más estrictos, lo que puede hacer que el niño se comporte de manera más obediente. En casa, los límites pueden ser más flexibles o el niño puede probarlos para comprender hasta dónde puede llegar. 

📚Haga clic aquí y regístrese GRATIS para el seminario web en línea Rabietas📚

 

El papel de la imitación

Los niños aprenden mucho mediante la imitación. Observan los comportamientos de los adultos y de otros niños que los rodean e intentan reproducirlos. Cuando están cerca de otras personas, pueden imitar comportamientos más acordes con las expectativas sociales, mientras que en casa se sienten más libres para explorar y expresar su verdadero yo.
 

Aplicación de los principios Montessori al manejo de las emociones

 

Crear un entorno preparado

Uno de los principios fundamentales del método Montessori es crear un ambiente preparado donde el niño pueda explorar y aprender de forma independiente. En casa, esto significa establecer un espacio donde su hijo se sienta seguro y libre para expresar sus emociones. A continuación se ofrecen algunos consejos para crear un entorno de este tipo:
  • Espacio tranquilo: Cree un rincón tranquilo donde su hijo pueda retirarse cuando se sienta abrumado por sus emociones. Este espacio puede contener objetos relajantes como cojines, peluches o libros.
  • Rutinas predecibles: Los niños se sienten más seguros cuando saben qué esperar. Establecer rutinas diarias de alimentación, sueño y actividades para proporcionar un marco estable y tranquilizador.
  • Equipo adecuado: Proporcione a su hijo juguetes y actividades apropiados para su edad que fomenten la exploración y el aprendizaje independientes.
  

Fomentar la expresión emocional

Es fundamental animar a su hijo a expresar sus emociones de forma saludable. Así es como puedes hacerlo:

  • Escucha activa : Tómate el tiempo para escuchar a tu hijo cuando expresa sus emociones. Muéstrele que comprende cómo se siente y valide sus sentimientos.

  • Modelando emociones: Predica con el ejemplo expresando tus propias emociones de manera saludable y constructiva. Habla sobre cómo te sientes y cómo manejas tus emociones.

  • Lenguaje de las emociones: Enséñele a su hijo a identificar y nombrar sus emociones. Utilice libros, juegos y debates para enriquecer su vocabulario emocional.

 

 

Estrategias para armonizar la obediencia y el manejo de las emociones

 

Establezca límites claros y consistentes

Los niños necesitan límites para sentirse seguros y comprender las expectativas. A continuación se ofrecen algunos consejos para establecer límites claros:
  • Reglas simples: Formular reglas simples y comprensibles. Por ejemplo, “Guardamos nuestros juguetes después de jugar”.
  • Consecuencias consistentes: Aplicar consecuencias consistentes cuando se infrinjan las reglas. Asegúrese de que las consecuencias sean lógicas y proporcionadas a la infracción.
  • Explicaciones: Explique siempre por qué existe una regla. Es más probable que los niños sigan las reglas si comprenden su importancia.
 

Utilice refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una técnica eficaz para fomentar conductas deseadas. Aquí hay algunas formas de usarlo:
  • Elogio específico: Cuando su hijo se comporte bien, elógielo específicamente y describa exactamente lo que hizo bien. Por ejemplo, "Me gusta la forma en que guardas tus juguetes sin que yo te lo pida".
  • Recompensas tangibles: Utilice recompensas tangibles para motivar a su hijo. Podría ser una pegatina, un momento especial juntos o una pequeña sorpresa.
  • Refuerzo verbal: Utilice palabras positivas y alentadoras para motivar a su hijo y reforzar el comportamiento positivo.
 

Manejar los ataques de ira

Las rabietas son una parte normal del desarrollo infantil, pero pueden ser difíciles de afrontar. A continuación se ofrecen algunos consejos para afrontarlo:
  • Mantener la calma : Mantenga la calma y mantenga la compostura cuando su hijo tenga una rabieta. Su calma puede ayudar a calmar a su hijo.
  • Ignorar el comportamiento inapropiado: A veces la mejor respuesta es ignorar el comportamiento inapropiado y brindarle atención una vez que el niño se haya calmado.
  • Proponer alternativas: Ofrezca alternativas aceptables para expresar frustración. Por ejemplo, si su hijo quiere algo que no puede tener, ofrézcale una actividad o un juguete diferente que pueda usar.
 

Los beneficios de la educación Montessori en el manejo de las emociones

 

El enfoque Montessori promueve un desarrollo emocional saludable y una gestión independiente de las emociones en los niños. A continuación se muestran algunos beneficios específicos de este método:

 

Autonomía e Independencia

 

El método Montessori fomenta la autonomía y la independencia desde edades tempranas. Al permitir que tu hijo tome decisiones y resuelva problemas por sí solo, fortaleces su confianza en sí mismo y su capacidad para gestionar sus emociones de forma independiente.
 

Desarrollo Social y Emocional

 

Las actividades Montessori promueven el desarrollo social y emocional fomentando la cooperación, el respeto y la comprensión mutua. Los niños aprenden a trabajar juntos, compartir y resolver conflictos de manera constructiva.

 

Aprendizaje experimental

 

Los niños aprenden mejor cuando tienen experiencias prácticas. Las actividades Montessori están diseñadas para involucrar los sentidos y fomentar el aprendizaje práctico. Esto ayuda a los niños a comprender y gestionar sus emociones de forma más eficaz.

 

Conclusión

Comprender por qué tu hijo es más obediente con los demás que contigo puede ser el primer paso hacia una mejor gestión de las emociones y un comportamiento más armonioso en casa. Al aplicar los principios Montessori, crear un ambiente preparado, fomentar la expresión emocional y utilizar estrategias efectivas, puede ayudar a su hijo a desarrollar una gestión emocional saludable y armonizar su comportamiento.

Recuerde que cada niño es único y lo que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Sea paciente, flexible y esté dispuesto a adaptar sus enfoques según las necesidades específicas de su hijo. Con tiempo y compromiso, verá mejoras significativas en el manejo de las emociones y la obediencia de su hijo.

Amar es compartir